in

Psicología en las enfermedades crónicas

Estrategias de enfrentamiento para uno de los mayores temores asociados a una enfermedad crónica: la incertidumbre.

Las enfermedades crónicas son de larga duración y, por lo general, de progresión lenta. Entre ellas podemos citar la obesidad, la hipertensión, las cardiopatías, la artritis y la diabetes, entre otras. En el mundo se calcula que el 65% de las muertes son consecuencia directa de las enfermedades crónicas. Cabe mencionar que muchas de ellas, inclusive aquellas que podemos calificar como genéticas, pueden controlarse, mejorar y hasta no expresarse cuando se llevan estilos de vida adecuados y saludables. Y si bien la ciencia médica ha logrado grandes progresos en el desarrollo de tratamientos eficaces para los efectos físicos de estas enfermedades, muchas víctimas siguen enfrentando un desafío asombroso para su salud mental y emocional.

Uno de los mayores temores es la incertidumbre asociada con una enfermedad crónica. A la vez, estas patologías fuerzan cambios de estilo de vida potencialmente estresantes, como por ejemplo, dejar de hacer actividades placenteras, introducir dietas restrictivas o adaptarse a nuevas limitaciones físicas, e inclusive, hasta pagar medicaciones y servicios de tratamiento costosos. 

Con el paso del tiempo, estas tensiones y sentimientos negativos pueden desgastar la energía emocional necesaria para avanzar en la vida. La falta de progreso en su recuperación, o el empeoramiento de los síntomas, pueden desencadenar pensamientos negativos que aumentan los sentimientos de ansiedad y tristeza, que con frecuencia llevan a la depresión.

Sobrellevar los desafíos mentales y emocionales de una enfermedad crónica requiere hacerse un planteamiento realista pero también positivo. Adaptarse a su condición, o sentirse bien respecto al futuro, puede parecer imposible al principio, pero puede lograrse. Un psicólogo calificado puede ayudarlo a desarrollar la fortaleza emocional necesaria para afrontar las dificultades de las enfermedades crónicas, dado que existen estrategias para enfrentarlas y hasta inclusive superarlas, si fuera el caso.

Lic. Eduardo Gazzillo

[email protected]

Votá esta nota

El dolor emocional en pandemia

Yoga con esferas