in ,

El mítico “Café de García” tendrá nuevos dueños

Compraron el fondo de comercio los titulares de la “Rotisería Miramar”

Tras el fallecimiento de Titi (su hermano), la pandemia y atravesar dolorosas circunstancias personales, a mediados de julio Hugo García dijo basta • Reabrirá tras ser remodelado.

Tras más de sesenta años al frente de este local, la familia García se despidió definitivamente de la titularidad de uno de los más reconocidos bares notables de Buenos Aires. La noticia corrió fuerte y rápido entre los vecinos, pero ciertamente imprecisa. El Bar de García no cerrará sus puertas, simplemente cambió de dueños. 

“Definitivamente es la crónica de un final anunciado”, comenta uno de sus clientes. “Pese a que mantenía su clientela de vecinos y amigos habitual, ya no tenía ni el brillo ni el empuje de otros momentos. Los coletazos de la pandemia y el fallecimiento de Nicolás, hijo de Hugo, en enero de este año, precipitaron este desenlace. Lo importante es que quienes vengan respeten el espíritu histórico que tiene el lugar. Al ser gente del rubro y con locales de esa misma impronta, seguramente veremos un Café de García renovado, admitió.

SU HISTORIA

El bar fue fundado en 1927 (este año cumplió 95), por el matrimonio de Metodio García y su mujer Carolina, que vivieron ahí hasta la década de 1950. Luego el bar pasó a otras manos y recién en los años ’70 fue recuperado por sus hijos Rubén y Hugo. La época de oro del bar fue cuando Rubén, más conocido como Titi, estuvo al frente. Como tenía experiencia en organización de eventos y muchos conocidos famosos, en poco tiempo le dio un carácter y un servicio gastronómico que lo destacó. A esto le sumó una ambientación bien porteña. Entrar al bar es hacer un viaje en el tiempo y encontrarse con retazos de la historia deportiva e histórica del país. Sus paredes están repletas de objetos antiguos, posters y fotos de artistas, deportistas y famosos.

Las “picadas” se hicieron famosas y logró que nos visitaran clientes de todos los barrios, incluso turistas nacionales e internacionales. Y los billares siempre fueron refugio de las “barras” que todas las tardes formaban parte de ese decorado porteño del bar notable.

“Coco, el padre de Claudia Villafañe era habitué, y el mismo Diego Maradona fue varias veces. No todos lo saben pero Eliseo Subiela eligió el bar para filmar varias escenas de No te vayas sin decirme a dónde vas. Hasta Francis Ford Coppola pasó por el lugar, comenta Juan Carlos, habitué del Café.

NUEVOS DUEÑOS

Por lo que trascendió, los dueños de la Rotisería Miramar son los nuevos propietarios, tienen mucha experiencia en el rubro ya que forman parte del grupo “Los Notables” especializado en comprar bares notables. Ellos ya son propietarios de el Bar de Cao, Margot, El Celta, El Federal y La poesía, entre otros. “Decidieron cerrarlo para iniciar una serie de reformas y aún no pueden dar fecha de reapertura. No es el primer Bar Notable que compran. Lo ponen en valor y lo reabren”, comentó el titular de otro bar cercano ligado al grupo.

Todo pareciera indicar que el Café de García volverá a abrir. Sin los García al frente, pero con el mismo espíritu de Bar Notable de siempre.

Votá esta nota

Una familia de inmobiliarios al servicio de sus clientes

Ardiles, la cerrajería con nombre propio