in

La cárcel y su largo camino a Marcos Paz

¿Estará dispuesto Milei a respetar el acuerdo Nación-Ciudad?

La iniciativa, postergada durante años por disputas políticas, cobra nuevos bríos ante la urgencia de descongestionar el sistema carcelario porteño.

En un gesto de distensión política, el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, presentaron días atrás un plan conjunto para descomprimir las comisarías de la Ciudad de Buenos Aires y avanzar en el histórico proyecto de trasladar la cárcel de Devoto al Complejo Penitenciario Federal II en Marcos Paz.

La iniciativa, postergada durante años por disputas políticas, cobra nuevos bríos ante la urgencia de descongestionar el sistema carcelario porteño, sacudido recientemente por fugas de presos de distintas comisarías.

Según explicó Waldo Wolff, ministro de Seguridad porteño, la cárcel de Marcos Paz deberá estar finalizada a fines de 2025 para poder concretar el traslado de los 1.800 presos que actualmente se alojan en las unidades de Devoto.


Waldo Wolff, ministro de Seguridad porteño, confirmó que los fondos para terminar el complejo de Marcos Paz están contemplados en el presupuesto 2024 del GCBA.

“Marcos Paz va a estar terminado para fin del año que viene y ahí se saca la cárcel de Devoto”, aseguró Wolff, aunque aclaró que aún no se ha decidido el destino que se le dará a los terrenos una vez demolido el viejo establecimiento carcelario.

El proyecto para mudar la cárcel de Devoto data de 2018, cuando el entonces presidente Mauricio Macri formalizó la construcción de una nueva unidad penitenciaria en Marcos Paz. Sin embargo, las obras avanzaron lentamente debido a los desencuentros entre la Nación y la Ciudad.

Según afirman desde el GCBA, la construcción del Complejo Penitenciario Federal II en Marcos Paz, con capacidad para 2.200 personas, alcanza un 70% de ejecución. En este contexto, la Ciudad financiará lo que reste terminar, mientras que la Nación se ocupará del predio de Devoto y cederá esos terrenos al Gobierno porteño.

Según estimaciones oficiales, las obras en Marcos Paz estarían finalizadas a finales de 2025. Pero antes de eso, el Gobierno porteño implementará medidas de urgencia para descomprimir las comisarías.

En los próximos tres meses, se habilitarán tres espacios modulares con capacidad para 80 presos cada uno. Además, se construirá una Alcaidía Central en la zona sur, que sumaría unas 700 plazas más en un año y módulos de detención en tres seccionales.

¿RESIGNARÁ MILEI SU PROYECTO DE VENTA?

Real Estate de mucho valor

El presidente Javier Milei anunció en marzo su proyecto de vender los terrenos de la cárcel de Devoto, una iniciativa largamente esperada por los vecinos del barrio, quienes reclaman desde hace años el traslado del penal por la inseguridad y degradación que genera. “Las cárceles no deben estar en el corazón de las ciudades. Debemos vender estos terrenos ociosos y construir cárceles privadas en las afueras”, declaró Milei.
La noticia reaviva las esperanzas de los devotenses. Sin embargo, no es la primera vez que se promete el traslado. En 2018, Larreta anunció el cierre del complejo y su mudanza a Marcos Paz, mientras que en 2011 Cristina Kirchner prometió lo mismo con una nueva prisión en Agote, pero ninguno prosperó.

Votá esta nota

Fallo judicial deja sin efecto el Código de Edificación

La edición Mayo 2024, para leerla desde cualquier dispositivo