19.1 C
Buenos Aires
sábado 16 octubre 2021

La convivencia en los edificios cambió mucho por la pandemia

Más leídos

El aprendizaje sobre los nuevos modos de relacionarnos socialmente desde que comenzó la pandemia por coronavirus abarca todos los aspectos de nuestra vida diaria. Es así como también cambiaron las normas de convivencia en los edificios para aplicar los protocolos sanitarios de prevención del Covid.


Aprendimos a ser más solidarios y a colaborar en el cuidado de todos, afirma Juan Alberto Pérez Orona, de la administración de consorcios que lleva su nombre. “En algunos edificios, se decidió incluso que el personal de limpieza no concurriera por un tiempo y los propietarios se turnaron para realizar las tareas de limpieza de las zonas comunes. También se organizaron para ayudar a los vecinos mayores en sus compras esenciales y demás necesidades, para evitar que salgan. Hubo momentos en los que la falta de contacto con otras personas o familiares hizo que se comparta desde la puerta de los departamentos o desde los balcones, para sentirnos un poco más cerca y acompañados”, agrega.


Desde el Registro de Administradores del Gobierno de la Ciudad, los consorcios recibieron la información necesaria respecto de los protocolos a cumplir en los edificios. Por ejemplo, se hizo obligatorio el uso de tapabocas en los espacios comunes, la intensificación de la limpieza de picaportes, tapas de luz, etc.
Los consorcios se convirtieron en equipos en los que todos colaboraron para prevenir el contagio con responsabilidad, organización, honestidad, colaboración, respeto y compromiso, resume Pérez Orona.


Responsabilidad, reduciendo la circulación en los espacios comunes y las visitas, usando tapabocas y manteniendo la distancia de 1.5 m entre los vecinos.
Organización, cumpliendo con los turnos para la utilización de espacios comunes con circulación de aire.
Honestidad, consultando al médico en caso de tener síntomas, avisando a los vecinos y evitando el contacto con los demás.
Colaboración, ayudando a las personas mayores o de riesgo del edificio.
Respeto, para que las personas que cursan la enfermedad lo hagan de la mejor manera posible.
Compromiso, con las medidas necesarias para cuidarnos entre todos.

Juan Alberto Pérez Orona
Contacto: 15 5340 0990
admperezorona@gmail.com

Más novedades

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias