jueves, 29 de junio de 2017 · Edición 4928
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 
 
06/02/2017
DEVOTENSES  
Giuly Volpentesta y su experiencia en Mozambique

El voluntariado realizado por una ex alumna del Cardenal Copello, llena de orgullo a quienes formamos parte de nuestro barrio.


Giuly, de 24 años, estudiante de Ingeniería Ambiental y colaboradora permanente de la red solidaria del colegio en el que estudió, viajó a Mozambique para realizar una acción solidaria en una de las tantas comunidades que existen en este país africano.    

“Realicé una preparación de seis meses que incluyó tomar clases de portugués y Xi-Changana (dialecto local), primeros auxilios, construcción y de cultura e historia mozambicana”.

 “Una vez arribada a Maputo, la capital, dormimos unas horas y al otro día partimos hacia Mangunze, donde nos esperaba el Padre Juan, un cura Argentino. Estuvimos dos días aclimatándonos, conociendo la zona, a la gente del lugar y acostumbrándonos al calor”. 

“A mi me tocó en la comunidad llamada Chilumbele-A. Una comunidad chiquita, donde la mayoría eran mujeres y en la que nos recibieron cantando. En Mozambique cuando sos mamá o papá se usa llamar como "Mamá Cecilia", "Papá José", y si no sos padre todavía te llaman "Mana Giuliana", "Mano Lucas". En esta comunidad construimos el aula al lado del colegio. Lo hicimos con materiales locales, bases de troncos, techos de chapa, paredes de canizo y piso de pabesh”. 

Estando en un lugar de costumbres tan diferentes, Giuliana contó una de tantas anécdotas. “A la hora de bañarse, las mamás preparaban baldes con agua tibia y nos bañábamos en la "sala de baño", un cuadrado de 2x2 de ladrillos y piso de arena. El agua se tenía que bombear del pozo, cargar hasta el centro de la comunidad, calentarla (con leña), de manera que negarse al baño era una falta de respeto total, por eso aunque fuese de noche había que bañarse a la luz de la luna”. 

Al término de la construcción de cada aula describió. “Se hacía una gran fiesta, las mamás se ponían su mejor ropa, algunos papás incluso venían con traje, nosotros hacíamos lo mismo, las mujeres vestíamos nuestras Capulanas favoritas (prenda típica de Mozambique), todos llevaban lo mejor que tuvieran para comer, porotos, cacana (que era muyyy amarga, no nos gustaba), mafurra (fruta local), mucho arroz, y después cantábamos y bailábamos toda la tarde”. 

“En total cada grupo fue a tres comunidades, donde construyó un aula en cada una, de manera tal que 24 aulas. ¿Por qué construir aulas? Son necesarias, hay comunidades donde las clases se dan debajo de un árbol, hay otras donde existe una aula con lo cual sólo tienen dos niveles escolares, los chicos que ya son más grandes tienen que caminar quizás dos horas para llegar a la próxima escuela”. 

“Es una experiencia que te llena mucho, aprendí mucho de la gente de allá. Nos divertíamos enseñándoles frases en español, ellos nos enseñaban canciones, nuestra favorita era "Minha wanga", la favorita de ellos "La pollera amarilla", de la Bomba Tucumana. Los más chiquitos llegaban con caritas de miedo y asombro, pero después de unos juegos rompíamos el hielo y no se despegaban de uno. Tomamos mate, y ahí aparecían los que se volvían fanáticos y los que no lo quisieron probar porque veían a la yerba como sospechosa”. 

“Nos reímos mucho, otras veces lloramos, conocimos mucha gente, Mamá Vilma y su hija Lisa, Papá Inosencio y Papá Jorge, los motoristas (choferes en portugués), y Mamá Cecilia. A esta mujer la vamos a llevar siempre en el  corazón. Nos hospedó en su casa junto a su familia, dándonos la habitación más grande, haciéndonos la cena y el desayuno todos los días, preparándonos el agua tibia para el baño, agasajándonos como si fuésemos algún presidente. Ellos siempre quieren hacerte sentir cómoda. De esta manera fue mi paso por Mozambique. Les dejo un saludo que aprendí allá;  "Hinxikanwe", que en el dialecto local significa: Estamos Juntos”.

 

Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
Home   |   Edición Impresa    |   Info Zonal   |  Deportes   |   Empresas y Servicios   |    Salud   |  Educación   |   Gourmet   |  Moda y Belleza    |   Guía Comercial
Términos y Condiciones :: Como Anunciar :: Contacto :: Agregar como página de inicio
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2010  Editorial Francesa