lunes, 09 de diciembre de 2019 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
07/05/2011
Club San Martín: Rugby  
Los Grisetti, dos hermanos con carácter y mucha convicción

Tomás y Matías reconocen que más allá del vínculo familiar son amigos. Repasan su historia, cuentan anécdotas y analizan la actualidad del equipo, recientemente clasificado al Top 14.


Tomy, izquierda, juega de centro. Mati, derecha, de wing.

El frío de la madrugada holandesa se hacía sentir. Para colmo, el colectivo no venía y la espera se extendía. Alrededor, todo era campo, y muy lejos se veían las luces de la ciudad. Pasaban las horas y el cansancio se incrementaba. Sin embargo, ellos no se daban por vencidos y confiaban en volver a su casa.

La escena en cuestión se desarrolló en Amsterdam a principios de 2011 en las vacaciones de la familia Grisetti. Los protagonistas –Tomás, 22 años, y Matías, 20– se perdieron al equivocarse de parada. Y si bien hoy recuerdan la anécdota como algo gracioso, la situación resume la unión, la convicción, el carácter, la fuerza y las ganas que los hermanos y rugbiers del club San Martín demuestran adentro y afuera de la cancha.

“Salimos de noche y a la vuelta nos perdimos. Bajamos del colectivo y se veía todo negro, no había ni una luz. Empezamos a caminar y a dar vueltas. En un momento nos sentamos en una parada, espalda con espalda, y nos dormimos hasta que viniera el próximo”, relata el mayor, quien se desempeña como centro. Y el menor, wing del Trico, agrega: “Tardamos 4 horas en volver”.

Ambos empezaron a jugar al rugby desde muy chicos por herencia familiar, tanto de su papá como de sus tíos. Tomás subió al plantel superior en 2007, año del ascenso a Primera, y Matías en la actual temporada. Egresados del colegio El Mirador y vecinos de Villa Devoto de toda la vida son apodados Griso y mini Griso, respectivamente, y tienen un hermano más chico, de 17, que también juega en el club.

Aquella tarde inolvidable

El 14 de mayo, ante Newman, jugaron por primera vez juntos en un encuentro de Intermedia. Ese día Matías apoyó tres tries. “Fue bastante especial porque mi viejo estaba internado por una enfermedad complicada y no nos pudo ir a ver. Veníamos muy maquinados de la cabeza por la situación y tuvimos las suerte de compartir el partido”, comenta Tomy. Por su parte, Maty explica: “Uno de los tries vino de una jugada de él, que cortó, corrió y me la pasó. Fue una felicidad enorme porque encima nuestro papá nos había pedido que hagamos un try que nos involucre a los dos”.

Más que hermanos

“Somos dos personas de carácter muy fuerte, lo cual se refleja en la cancha. Él tiene mucha convicción y confianza para romper la defensa”, dice Tomás, quien está cursando 2º año de medicina.

“Además de hermanos somos muy buenos amigos. Cuando jugamos juntos siempre nos entendimos y llevamos bien. Tomy se hace respetar, va para adelante y es difícil tirarlo”, sostiene Matías, estudiante de arquitectura.

Realidad Tricolor

En la anteúltima fecha San Martín fue el protagonista de un batacazo al derrotar 28-26, sobre la hora, al difícil La Plata. Este triunfo le permitió clasificarse al Top 14, grupo en el cual los mejores equipos pelean por el título, con el plus de saber que ya se asegura la permanencia en la elite del rugby. Aquella tarde, Tomás y Matías fueron partícipes de una nueva página de la historia tricolor.

Los Grisetti afirman que tanto en la vida como en el deporte siempre se brindan al máximo, buscan superarse y ser los mejores. Con ese espíritu y bajo esa esencia pudieron volver a casa aquella madrugada de Amsterdam.

Por Agustín Castellano

 

 




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa