sábado, 17 de agosto de 2019 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
08/13/2019
PANADERÍA Y CONFITERÍA LOURIDO  
Calidad y prestigio en sus 100 años de historia

El exitoso camino de las panaderías de esta firma comenzó en 1919, cuando llegó Constantino Lourido al país. Su hija Laura, recuerda la historia.


Con la emoción a flor de piel, Laura Lourido Llousas, hija de Constantino Lourido, el fundador de las panaderías y confiterías Lourido, recuerda, a sus 90 años, cómo comenzó la historia de las panaderías, que celebran su centenario.

“Mi padre, Constantino María Lourido Cabanas, vino desde Galicia a Buenos Aires en 1919. Desde entonces, y hasta su fallecimiento en 1960, siempre se dedicó al rubro de panaderías y confiterías. Mi padre fue de los españoles que emigraron a la Argentina que, manteniendo el amor por la Madre Patria, se convirtió en seguida también en un argentino de corazón.

Al principio mi papá trabajó con su primo José Loureiro Cabanas, pero al poco mi padre abrió su propia panadería iniciando así una carrera de gran éxito en este sector.

En las panaderías, mi padre tuvo la colaboración, compartiendo el trato con los clientes, tanto de mi madre Querubina, como de mi hermana Amalia y yo, Laura, que, desde que nací en 1929 en una panadería, la de la calle Segurola 2391, he pasado toda mi vida vinculada, de una forma u otra, a las panaderías Lourido.

De todos, sólo quedo yo, y ahora en el centenario de Lourido tengo un emocionado recuerdo para ellos”, cuenta Laura Lourido Llousas.

El éxito de las panaderías Lourido estuvo basado durante estos años en tres pilares fundamentales: Mantener siempre la más alta calidad en los productos, lo que llevó a que la marca Lourido fuera siempre sinónimo de calidad, utilizando la última tecnología, que la firma consiguió viajando al extranjero. Dar una gran importancia a la labor comercial, “Mi padre fue un adelantado en lo que ahora se llama marketing, emprendiendo continuamente campañas de promoción de sus productos, como, por ejemplo, recuerdo, el carnet de cliente efectivo, que ofrecía beneficios a los clientes habituales”, repasa la hija del fundador de la firma. Y por el carácter social que imprimía Constantino Lourido al negocio, ya que siempre buscaba favorecer a los más necesitados. “Por ejemplo, hablaba con la parroquia para ver quiénes eran las personas más necesitadas y les facilitaba el pan sin coste alguno. También, los trabajadores de las panaderías tuvieron vacaciones pagas mucho antes de que fuera algo obligatorio por ley. Todo esto hizo que mi papá fuera muy querido en el barrio y la panadería Lourido muy popular”.

Hubo varias panaderías Lourido a lo largo de su historia, y actualmente funciona la ubicada en Av. Beiró 4269-71, Villa Devoto, de la cual Laura Lourido Llousas es propietaria, siendo llevado el negocio por la familia Bouzada-Collazo, grandes profesionales con muchos años de experiencia en el rubro

“Que la firma Lourido siga vigente después de 100 años es para mí una satisfacción y me hace muy feliz, sobre todo porque se ha mantenido el nivel de calidad que ha dado renombre a los productos Lourido y porque, con ello, se continúa el recuerdo de la labor de mi padre, Constantino Lourido”, concluye.


 




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa