domingo, 10 de diciembre de 2017 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
06/05/2017
RECONOCIMIENTO A LA DOCENTE Y VECINA DEL BARRIO  
Silvana Corso recibió el premio Antonio Devoto

En su clásico evento, el Rotary Club de Devoto entregó su máximo reconocimiento anual a la docente por su trabajo en temas de inclusión escolar.


El pasado 22 de mayo, a las 21hs, en el Salón del Ateneo Félix Marino, el Rotary Club Villa Devoto entregó como reconocimiento al mérito 2017, el Premio Antonio Devoto a la galardonada docente, Silvana Mabel Corso.

Nacida en Devoto, profesora de historia, actualmente se desempeña como Profesora y Directora de la Escuela Media "Rumania" del barrio de Villa Real. Orientó su carrera docente al tema de la inclusión de las personas con capacidades diferentes, con énfasis en los problemas severos. Esta dedicación la llevó a obtener el reconocimiento internacional, y ubicarla entre las mejores 50 docentes a nivel mundial.

Al recibir el reconocimiento Silvana Corso reconoció que: “Para mí es un orgullo muy especial recibir un reconocimiento de una organización como Rotary y sobre todo de un club local de donde yo nací, porque mi familia y yo somos de Devoto desde hace muchos años. Mi abuelo llegó de Italia y, como muchos otros de aquel entonces, fue construyendo su progreso y su casa, ladrillo por ladrillo. En este barrio crecí y me formé. Si estuvieran vivos mis padres estarían muy orgullosos de que sea acá el primer reconocimiento. Quiero agradecerles especialmente a mi marido y mis hijos, mis hermanos y fundamentalmente a todo el equipo que hace posible "Rumania" (N. de la R.: escuela media donde Silvana es docente) y que cree realmente que todos los chicos pueden aprender”.

El testimonio de Silvana

Cuando Silvana Corso, vecina de Villa Devoto, cursaba la primaria le decían que no podría aprender más de lo que había logrado. Que no podría memorizar ni comprender. La habían diagnosticado trastornos del aprendizaje. Pero ella siguió adelante. Ya en la secundaria le contaron que la única patología que tenía era que no sabía estudiar. Le enseñaron cómo hacerlo y esa experiencia le inyectó la vocación de querer convertirse en docente. “Quería enseñar a todos cómo aprender”, confiesa. Años después -y ya ejerciendo la docencia- se convirtió en madre.

Su hija Catalina nació con parálisis cerebral severa, sordo-ceguera e hipertonía generalizada. Otra vez a Silvana Corso le dijeron que no podría. Que Catalina no podría vivir más de un año. Que no podría ir a la escuela. Que no podría valerse de su cuerpo para expresarse.

Y otra vez ganó el interrogante: ¿por qué no? Catalina era muy compleja y no llegó a la primaria, murió a los 9 años. “Mi motor fue haber padecido yo misma el sistema cuando era chica. También me movió el haber visto el efecto que genera alguien con discapacidad cuando comparte el aula con el resto de los chicos. Los convierte en mejores personas. Por eso siempre digo: la verdadera inclusión social sólo es posible en la inclusión escolar”.

Durante su discurso al recibir el Antonio Devoto comentó: “Creo que cualquier docente de la Argentina podría haber sido nominado por las condiciones en las que trabajamos y lo hacemos posible. El mayor recurso docente en nuestro país es el recurso humano y eso es lo que hace la diferencia. Yo creo que la sociedad argentina ha demostrado en más de una oportunidad lo solidaria que puede llegar a ser… Pero en relación a discapacidad, que es justamente el proyecto que ha sido valorado en este concurso, todavía falta mucho. Hay un montón de chicos que luchan por un lugar en el sistema y hubo chicos como mi hija, que se murieron esperando. Por eso no hay tiempo para el cambio. El cambio se tiene que dar ahora y lo hacemos posible cada uno de nosotros desde el lugar donde estamos”.

“El hecho de que ustedes hayan valorado esto, significa que estamos en el mismo camino. Ya con eso me siento realizada”, finalizó Corso.

Participaron de evento, por el Colegio Villa Devoto School, Graciela Grandi, el rector del Colegio Antonio Devoto, Marcelo Mazzeo, la Directora del Colegio Bartolomé Ayrolo, Gabriela D´Elias, y compañeras de Silvana del Colegio Rumania. También estuvieron presentes la Comunera Carolina Maccione, la directora de la Biblioteca Antonio Devoto, Claudia Serra, el presidente de la Cámara de Comerciantes local, Jorge Mesturini, y miembros y autoridades de Rotary de la Ciudad. La velada contó con la animación del Mago McLupa y la participación del cantante lírico Alberto Miranda.

 




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa