domingo, 28 de mayo de 2017 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
02/14/2017
COMUNA 11  
Higiene: somos líderes en quejas

Durante 2016, la Secretaría de Atención Ciudadana del gobierno porteño recibió 21 mil reclamos de vecinos de nuestra Comuna por higiene urbana.


Si bien el Punto Verde de la Plaza Arenales sirve al reciclado, se encuentra desbordado y hoy genera suciedad en un espacio que está dedicado al esparcimiento. Los vecinos de la Comuna 11, integrada por los barrios de Villa Devoto, Villa del Parque, Villa Santa Rita y Villa General Mitre, nuevamente han dado una muestra de ser quienes mayor nivel de participación, compromiso y preocupación tienen por el estado del entorno urbano y la calidad de vida de su hábitat.

La molestia de los vecinos se refleja en una estadística oficial contundente. Durante 2016, la Secretaría de Atención Ciudadana del gobierno porteño recibió 188.729 solicitudes, reclamos y denuncias relacionados con la higiene urbana. El 11% (21.042) se originó en la Comuna 11, pese a que, como sabemos, no abarca barrios muy poblados ni de alta densidad, pero sí muy comprometidos con el cuidado y la preservación de su entorno. Otra comuna vecina, la 12 (Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Coghlan y Saavedra), fue la que entró en segundo lugar en este ranking de reclamos. Los vecinos de la Comuna 11 también denunciaron problemas de higiene urbana ante el Ente de Control de Servicios Públicos.

El 37% de los reclamos fue por falencias en el servicio de barrido y otras quejas tuvieron que ver con inconvenientes con los contenedores de residuos húmedos.

Larreta lo sabe

Más allá de que el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, reconoce cuando puede que Villa Devoto es uno de sus barrios favoritos, no lo hace sólo por cuestiones de belleza urbana. Otra de las virtudes que encuentra, y suele confesarlo en privado, es que es una zona donde los vecinos están muy comprometidos con su lugar, lo quieren, lo defienden y participan activamente en la resolución de sus prioridades y conflictos, mucho más de lo que sucede en otros barrios donde el crecimiento demográfico genera cierta despersonalización e identificación con el lugar donde se habita.

En el extenso encuentro que el Jefe de Gobierno mantuvo a mediados de enero en la zona, durante el cual también dialogó con los vecinos sobre otros temas (como el de la cárcel, por ejemplo), muchos de los reclamos que los vecinos expresaron durante esa reunión tuvieron que ver con problemas vinculados a la higiene urbana.

La ubicación de los contenedores, el que se encuentren en su mayoría rotos o con su sistema de apertura inutilizado, las molestias que generan en verano por los malos olores que despiden, la falta de limpieza diaria, el aumento considerable de ratas que invaden los tachos durante la noche, o la suciedad que se genera cuando, sin tener otro recurso, personas buscan comida o cartones en su interior y la arrojan fuera de los tachos.

Críticas a Solbayres

José, vecino comprometido con la zona y que solía participar de las reuniones de la Comisión vecinal para el mejoramiento de la higiene urbana que se realizan en la Comuna 11, comentó que: “Las tareas de higiene urbana en nuestra comuna las realiza la Empresa Solbayres. Participé en varias reuniones de esa Comisión porque estoy jubilado. De otra forma sería imposible porque se realizan en día de semana en horarios de la tarde, donde es casi imposible que alguien que trabaja participe. Al final me cansé de oficiarle de colaborador a los representantes de empresas que ganan millones y encima cuando se les reclamaba por trabajos mal hechos, se enojan. Una locura. Pero aquí todo es posible”.

“Quien tuvo la oportunidad de participar en estas reuniones, podía reconocer rápidamente que se trabajaba de manera reactiva a los conflictos de limpieza. No había de parte de Solbayres un trabajo serio de diagnóstico general, evaluación del estado de contenedores, ubicaciones faltantes y puntos neurálgicos conflictivos. Y mucho menos se trabajó en campañas de concientización con quienes son actores principales de esta conflictividad, los vecinos, buscando cambiar hábitos nocivos o transmitiendo conocimiento de la normativa referida a residuos. Si hay falta de educación, lo lógico es enseñar. Pero la empresa no mostraba voluntad en ensayar ese camino”, finalizó asegurando José.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa