jueves, 20 de junio de 2019 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
01/20/2017
PREVENCIÓN  
Cómo cuidarse de los alacranes

Luego del caso del nene picado por un alacrán en Palermo, que debió estar internado varios días con un cuadro grave, creció la preocupación en la ciudad por la presencia de estos arácnidos. Características de las picaduras, precaución, síntomas y tratamientos. Recomendaciones a tener en cuenta para prevenir la presencia de escorpiones en las casas.


El verano es la época del año en la que se registran más casos de picaduras de alacrán, un arácnido que tiene un veneno neurotóxico muy potente, que es peligroso para los humanos y puede provocar síntomas leves, pero también moderados y graves.

La especie Tityus trivitattus, es una de las más riesgosas para los seres humanos, dependiendo de la edad del ejemplar, la cantidad de veneno inyectado, la proximidad de la picadura a los vasos sanguíneos y la susceptibilidad de la víctima. Los niños pequeños y ancianos son más vulnerables a desarrollar cuadros severos luego de una picadura.

La aparición de alacranes en las ciudades es más común de lo que se conoce. Por ejemplo, Santa Fe tiene numerosos casos y el Hospital de Niños Orlando Alassia, realizó estadísticas en el último año donde precisó que el 90 % de los niños que se atienden por picaduras de alacrán o escorpión presentan cuadros leves, que sólo requieren la aplicación de hielo en la zona de la picadura y control clínico durante dos horas.

Pero en los casos más severos, se hace necesaria la internación para atender síntomas como vómito, salivación, palidez y confusión. 

Recomendaciones

En primer lugar, los productos disponibles para combatir estos arácnidos no son efectivos para conseguir los efectos deseados (volteo o eliminación), porque deben encontrarse en contacto directo con el ejemplar, lo que resulta sumamente dificultoso.

Esto se debe a que los productos de la rama de la cipermetrina resultan eficaces en vectores tales como los mosquitos, debido a que la concentración por aplicaciones residuales es suficiente para eliminarlos, mientras que para los alacranes estas concentraciones resultan insuficientes.

Por esta razón, no se recomienda aplicar productos insecticidas como forma de prevención, ya que, además, constituyen una práctica que requiere de mucho cuidado por el riesgo que implican para la salud de las personas.

La mayoría de las picaduras de alacranes ocurre en las viviendas, por lo que las medidas de prevención deben estar orientadas a impedir su ingreso al hogar y guardar precaución en aquellos sitios en donde se los puede encontrar.

Las precauciones más importantes son:

  • Mantener en condiciones higiénicas la vivienda y tomar medidas de protección personal.
  • Se recomienda mantener limpios baldíos, patios y jardines. Resulta fundamental evitar las pilas de leñas, ladrillos, escombros, chatarras y basura; así como también mantener la higiene especialmente en los rincones y detrás de los muebles. Además, se aconseja tapar los resumideros con tela metálica y desinfectarlos.
  • Es conveniente eliminar los insectos de los que se alimentan los escorpiones, especialmente los grillos y las cucarachas.
  • Se aconseja mantener las camas alejadas de la pared, evitar caminar descalzo durante la noche, sacudir y revisar la ropa y el calzado antes de vestirse, y las sábanas antes de acostarse.
  • No hay que introducir las manos en huecos de árboles, cuevas, troncos caídos, debajo de piedras o de cualquier otro lugar donde puedan refugiarse los escorpiones.

Síntomas y tratamiento

Tras una picadura de alacrán se siente dolor y ardor en la zona afectada, acompañados de una sensación de adormecimiento que puede extenderse a la raíz del miembro afectado. Ante ese síntoma, se recomienda colocar hielo sobre la picadura para retardar la absorción del veneno y calmar el ardor.

Por otra parte, se aconseja no administrar ninguna crema ni ungüento, y consultar de inmediato al Centro de Salud del barrio o en el hospital más cercano. De haber sido posible capturar el alacrán, resulta conveniente llevarlo al centro de salud donde se realiza la consulta médica, a los fines de que el ejemplar pueda ser identificado para determinar con mayor precisión el tratamiento a seguir.

Los alacranes se ocultan durante el día en grietas, escombros y maderas; y durante la noche salen a cazar insectos con los que se alimentan. Ingresan a las habitaciones por las cañerías del baño y pueden refugiarse dentro de los calzados o bajo la ropa; entre las sábanas, lugares oscuros y húmedos.

Síntomas de la picadura de un alacrán:

Dolor agudo. Hinchazón leve. Sensación de adormecimiento y anestesia alrededor de la picadura. Palidez, náuseas y vómitos, respiración agitada e hipotermia.

En casos graves: irregularidad en el ritmo cardíaco, convulsiones, tensión baja y complicaciones respiratorias.

Prevención para el hogar: “Tierra de Diatomeas o Diamoteas”

Algunos especialistas recomiendan el insecticida natural “Tierra de Diatomeas o Diamoteas” para aplicar en los hogares, aunque se debe siempre consultar a las autoridades locales de cada municipio por las características de cada lugar.

Los alacranes poseen un sistema respiratorio basado en tráqueas que conducen el oxígeno hacia el interior para realizar el intercambio gaseoso por difusión. Poseen diferentes mecanismos de cierre en los orificios de entrada para prevenirlos de la pérdida de agua.

La “Tierra de diatomeas” es un mineral creado a partir de microscópicas algas unicelulares llamadas diamoteas. Actúa sobre los artrópodos induciendo una deshidratación descontrolada de los mismos. El modo de acción de este producto es meramente físico y no toxicológico, resultando peligroso para animales invertebrados (insectos), pero no para los vertebrados.

Aplicación del producto: puede ser aplicado con espolvoreadora mecánica o en forma manual, dispersión acuosa con fumigadora de picos grandes (1 al 10%) en campos, invernaderos, jardines, lugares cerrados, rincones, plantas de interior, etc. Al ser un polvo de finas partículas, deben tomarse los recaudos necesarios para proteger los ojos y vías respiratorias (uso de mascarilla). Luego de la aplicación se puede ingresar de inmediato al área tratada, ya que tiene período de carencia cero.

Si se usa este producto se recomienda mantenerlo fuera del alcance de los niños, evitar inhalarlo o ingerirlo. En caso de contacto con los ojos, se debe lavar con abundante agua. Mantener en lugar fresco y seco.  Es muy importante consultar con su médico todo el procedimiento.

Otras medidas de prevención y control de accidentes

La mayoría de los accidentes por alacranes, o también llamados escorpiones, se producen en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal

Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.

Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.

Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.

Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Protección intradomiciliaria

Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras

Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos

Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes.

En el ámbito peridomiciliario

Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.

Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)

Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones

Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.

 

Fuentes: El Adán de Buenos Aires, Ecomed, Ministerio de Salud, Municipalidad de Córdoba. Ministerio de Salud de Nación. Municipalidad de Santa Fe.

 




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa