miércoles, 21 de agosto de 2019 · Edición 5711
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
09/19/2016
CUIDADO DE MASCOTAS  
Paseadores caninos, no todos son iguales

Después de que saliera a la luz un caso de violencia animal por parte de un paseador de perros, los dueños de mascotas se pusieron en alerta. Aquí compartimos algunas sugerencias para contratar un buen paseador.


Como en todas las profesiones u oficios, hay quienes desarrollan su labor de manera correcta, regular y mala. Una actividad que por estos días está en el ojo de la tormenta es la de paseador canino. Pero, como no deben pagar justos por pecadores, en este artículo le trasladamos a los lectores la palabra de quienes realizan su labor eficientemente, con  sugerencias, sobre todo para desterrar el mito de que todos sacan a pasear perros sin importarles su cuidado.

Tras el episodio que se dio a conocer en los medios no hace mucho tiempo atrás, en el que un paseador de nuestro barrio ejerció maltrato animal en los perros que con total confianza le habían sido entregados, dejando a muchos dueños de mascotas preocupados, la intensión es ayudar a que los vecinos tomen sus recaudos a la hora de confiarle su perrito a quien se dedica a hacerles pasar un buen momento en la vía pública.

“La realidad es que al momento de contratar a un paseador yo creo que lo más importante es  tener alguna referencia. En mi caso empecé a pasear a una perrita llamada Lula que se juntaba en la plaza con otro grupo de perros, a Lula la paseo hace cuatro o cinco años y Marina, su dueña, me recomendó con la mayoría de los perros de ese grupo de la plaza. Junior, Charo, Toto y Panda (que ya no pasean pero estuvimos juntos unos cuantos años) Lunita y Bolt”, cuenta Verónica Meyer, con vasta experiencia en el rubro, y de las que más perros se ve pasear en la zona.

“Unos cuantos perritos me llegaron por recomendación. Así que lo primero que debe hacer alguien interesado en que paseen a su perro es preguntar por el barrio, en la plaza o al kioskero, por ejemplo. Vivimos en un barrio pueblo así que todos nos conocemos”, agrega Verónica, a quien se puede contactar al 2241-9474. “La realidad es que estamos muy estigmatizados, somos unos fuma porro que ensucian la calle o vagos. Seguramente habrá gente así, pero no todos somos iguales. A mí por lo menos me encanta mi trabajo”.

A su vez, Andrés Broquen, (4526-7970), que se dedica también a llevar a los pichichos por el barrio opina. “Lo más importante es que la persona elegida no tenga problema en entregarle a quien lo contrata sus datos personales. No es cuestión de llamar a un número de celular y preguntar sólo por un nombre. Es importante saber dónde vive la persona, si es del barrio, si los vecinos lo conocen, etc. Y, si llega por recomendación, mejor”, expresó quien se puede buscar en Facebook como Paseo a tu Perrito21.

Por otra parte, Augusto, (Facebook: Servicios caninos Key)), dio su punto de vista. “El paseador está por lo general muy mal visto. Hay mucha gente que no quiere a los animales, por lo general son gente muy material que no respeta la vida aunque sea distinta, es muy complicado trabajar en la calle”.

En este caso, Augusto, que además de pasear perros hace muchos años está realizando el curso de educación canina en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA, agregó. “Ver un perro mejorar en su conducta, su sociabilización, y que los dueños te lo hagan notar es un placer. A veces por la mala reputación de uno la gente cree que somos todos iguales, pero hay que saber diferenciar. Mi consejo a la hora de elegir paseador es que la persona busque referencias entre sus afectos, amigos y conocidos, alguien que haya tenido una buena experiencia con un paseador y, que el elegido tenga alguna vía de comunicación como puede ser Facebook y Youtube, así se puede comprobar cómo realiza su trabajo”.

En tanto Felipe Gara, (2317-5585), dio su punto de vista. “Lo que el dueño de un perro puede hacer es seguir al paseador mientras va por la calle y así comprobar qué es lo que hace con el perro. Hay quienes hacen esto y me parece muy bien que se lleve a cabo ese tipo de prácticas así después no aparecen sorpresas desagradables”. 




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa