miércoles, 16 de octubre de 2019 · Edición 5767
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
03/10/2016
SEGÚN UN GRUPO DE ESTUDIO DE LA UBA  
En Devoto hay más presencia del mosquito que contagia el dengue

Estudios de un grupo de científicos y estudiantes de la UBA, revelan que la mayor presencia del mosquito se da en regiones de urbanización residencial, de una menor densidad poblacional, mayor cantidad de espacios verdes.


El brote de dengue ya es una realidad en toda la Argentina. Según informó la ministra de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Ana María Bou Pérez, el 4 de marzo pasado “no hay que alarmarse por el dengue, pero sí preocuparse porque estamos en un brote”; e indicó que en Capital hay 550 casos entre confirmados y probables, ninguno de ellos de gravedad, y la cifra parece que podría engrosarse en los próximos meses.
Nora Burroni, una de las principales investigadoras del Grupo de Estudio de Mosquitos (GEM), un conjunto de científicos y estudiantes de la Universidad de Buenos Aires que analiza desde 1996 el comportamiento del Aedes Aegypti, y otras variedades, y que conoce al detalle todas las fases de la vida del mosquito así como los lugares de mayor peligro de contagio, confirmó que por el momento “los barrios más afectados por la presencia del mosquito que transmite el dengue son Villa Lugano, Mataderos, Liniers, Pueyrredón, Devoto y una parte de Villa Urquiza”.
Respecto a la dinámica espacial, los investigadores detectaron que los mayores registros de presencia del Aedes Aegypti se dieron en zonas de la ciudad de Buenos Aires alejadas de los grandes puntos de urbanismo y con mucho espacio verde.
“El Aedes es un mosquito urbano, domiciliario. Cumple todo su ciclo de vida dentro de los domicilios. Entonces, uno podría llegar a pensar que lugares más urbanizados deberían estar más poblados de mosquitos que otros. Sin embargo, hay otros factores que entran en juego. Al estar un lugar tan urbanizado, hay menos espacios verde y menos lugares donde puedan encontrarse recipientes y lugares de agua estancada”, analizó Burroni.
Según añadió la investigadora, el hecho de que la mayor abundancia de estos mosquitos suele registrarse entre los meses de febrero y marzo, se espera que el número de personas contagiadas alcance su pico entre los meses de marzo y abril.

Concientización
Uno de los mayores desafíos para el grupo de científicos de la UBA es la concientización a la gente, ya que los propios ciudadanos son los responsables de la producción de criaderos del mosquito en sus propias casas.

“Este tipo de criaderos no conoce condición social, niveles económicos ni nada. Yo he visitado casas que estaban pulcras, sin una marca de suciedad, pero en el medio de la mesa tenían un potus con agua y ahí estaba lleno de larvas del Aedes. La gente tiene que saber que cualquiera, por más que sea rico y tenga una mansión, puede albergar una zona óptima para la reproducción del mosquito”, explicó Burroni. 

Cómo combatir al Aedes Aegypti
El dengue es una enfermedad que se transmite de persona a persona. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de alguien infectado y luego pica a otra persona, le transmite la enfermedad. Esta especie de mosquito aprovechan la vegetación como fuente de alimento y lugar húmedo de reposo. El pico de reproducción se produce entre febrero y marzo. Para evitar el dengue es necesario eliminar los criaderos del mosquito, por lo que se debe hacer lo siguiente:


1. Mantener bien tapados todos los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico. Rellenar los huecos en árboles, tapias y paredes con cemento.

2. Eliminar el agua estancada de recipientes, charcos y otros objetos.
3. Tapar muy bien los tanques de agua y cisternas para que no entre el mosquito.
4. Sustituir con tierra o arena el agua de los floreros y macetas del hogar, lugares de trabajo, centros de estudio y en cementos.
5. Mantener el césped de parques cortados al ras y promover el desmalezamiento de áreas abandonadas.
6. Enterrar todo tipo de basura: latas, cáscaras, recipientes, llantas u otros objetos que puedan almacenar agua.
7. Rellenar con tierra tanques sépticos, desagües y letrinas en desuso.

 




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa