El sistema de inscripción online para las escuelas porteñas continúa generando descontento. Esta vez, los docentes son los damnificados ya que por falencias en el sistema, podrían quedar sin cargos el año próximo.

El 18 de mayo vence el plazo para que los docentes presenten sus solicitudes y “el 90% de ellos tuvo muchas dificultades ya que no logran acceder a la cuenta web para llenar los formularios o el mismo sistema les rebaja dos o tres puntos sus clasificaciones, lo que les implica bajar puestos en los listados”, dijo Alejandro Brescianoli de la junta directiva de UTE.

Cabe destacar, que la inscripción estaba prevista originalmente hasta el 30 de abril, pero ante el colapso generalizado del nuevo sistema online para la inscripción, el Ministerio de Educación porteño  extendió el plazo hasta el 18 de mayo.

El dirigente destacó que ayer se realizó “una movilización de cerca de 300 maestros a la sede del Ministerio de Educación porteño para que nos den respuestas pero nos fuimos con muchas promesas y nada en concreto”.

En diálogo con Agencia Télam indicó que por propias fallas del software del sistema ideado para inscribirse por internet “hay docentes que no pueden crear su cuenta, otros ni siquiera pueden acceder y hay otro porcentaje que al inscribirse los puntajes históricos que tenían se ven rebajados, lo que implica descender entre 200 o 300 puestos en las clasificaciones y cambiar así sus condiciones de trabajo”.

Brescianoli aseguró que este sistema “fue impuesto este año, mientras que en el 2014 los docentes iban a la Junta de Clasificación o a la oficina del supervisor escolar para inscribirse.”

El dirigente calificó al hecho como “muy grave” y aseguró que esperan ser citados antes del 18 de mayo para solucionar estos problemas que padecen miles de docentes en la Ciudad de Buenos Aires.