sábado, 15 de agosto de 2020 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
10/11/2013
JUEVES 10  
El periodista Guillermo Lobo expuso en la Biblioteca Antonio Devoto

El 10 de octubre, como actividad previa a las XXXI Jornadas Científicas del Hospital Zubizarreta, brindó una conferencia sobre “Periodismo médico y salud”. Se llevó a cabo en la Biblioteca Antonio Devoto.


En el marco de las XXXI Jornadas Científicas del Hospital Zubizarreta, Guillermo Lobo fue recibido alegremente por médicos, enfermeras, periodistas y vecinos que aguardaban impacientes su llegada en la Biblioteca Antonio Devoto. El conductor de “TN Ciencia” desde hace 20 años, se mostró cálido, humilde, con sentido del humor y abierto al diálogo. Un dato de color; reparó en la belleza de la biblioteca barrial.

Nilda Álvarez, doctora del centro de salud en cuestión,  fue quien introdujo  la ponencia al manifestar  su preocupación por el manejo ético de la información científica en los medios. Así, expresó la importancia de que la comunidad reciba datos fidedignos, validados y presentados con un lenguaje accesible. También alertó sobre las curas y avances en la medicina, que muchas veces  generan falsas expectativas, sin tener el respaldo suficiente.

Seguidamente, Guillermo esbozó: “Quiero agradecerles profundamente, porque, que la fuente, es decir los doctores, se abran y reciban a un periodista, es realmente un honor”. Así, manifestó su gratitud por poder compartir un espacio de intercambio con admirables médicos, pero también con aquellos que no tienen formación en medicina, ya que hizo especial hincapié en que todos somos efectores de la salud.

A continuación, el periodista exhibió un video que compilaba diversas entrevistas con científicos y médicos responsables de grandes descubrimientos, entre ellos: Waterston, Craig Venter y sus hallazgos con respecto a los genomas; también Jean William Pape y sus contribuciones a disminuir el VIH en Haitì a partir de la difusión continua y sólida de la prevención. Asimismo habló sobre la transmisión que los alemanes hicieron sobre la técnica de bypass desarrollada por el Doctor Favaloro y mostró algunos sucesos, como la vida de una sobreviviente del buque Monte Cervantes.

Sin embargo, Guillermo Lobo reparó en una historia que asegura haberle marcado la vida; la de Nelly, una nena de 7aῆos y su papá Adelino. Los protagonistas, viven en un caserío llamado Rio grande. Nelly sufrió de una complicación gastroinstestinal y su papá caminó cerca de 70 km hasta el hospital más cercano para salvarle la vida, esto incluyó cuestas de 4000 metros. Con respecto a ello, Lobo sostuvo: “Después de lo sucedido fui a visitar a Nelly y Adelino para conocer su entorno. Y lo paradójico; cuando creí que los iba a ayudar, me di cuenta de que ellos me ayudaron a mí. Resulta que fui con plata, dos celulares que perdieron la señal al instante, raciones especiales de comida y aún así, en medio de la montaña estaba totalmente a la deriva, no me servía nada de lo que había traído; por el contrario Adelino sabía todo, como ir, como venir, como prender una fogata y evitar que el humo me ahogara”.

El informador aseguró haber aprendido más cosas de las que quería enseῆar y destacó que cada instancia de ayuda también implica cierto aprendizaje y esto constituye un ida y vuelta que es sanador para el alma.

Así, el prestigioso comunicador remarcó: “La idea que me parece que resume esta reunión es que  La comunicación en salud es vida”. La comunicación médica en Australia o Estados Unidos, define una mejor o peor calidad de vida. Pero la comunicación médica en un país como Argentina define casos de vida o muerte”.

A lo largo de la exposición, Guillermo Lobo, mencionó algunas pautas claves para las comunicaciones médicas, científicas y ambientales.

El primer punto es plantearse para que uno da a conocer. Y si bien algunos lo podrán hacer por fama, otros por dinero; el motivo más valioso es comunicar pensando en el otro, reflexionar sobre que herramienta útil le podría dar al otro para mejorar su calidad de vida.

El segundo punto es generar empatía, ponerse en el lugar del otro. “Tenemos que entenderlo, conocerlo, nos tiene que doler su dolor”, dijo.

En tercer lugar, hablar en términos entendibles para todos. “Usemos lenguaje claro y sencillo, no le tengamos miedo a las palabras accesibles” enunció Lobo.

En cuarto lugar, “la comunicación científica solo es llamativa para a la gente, si esta puede obtener algún beneficio de ella,  por ejemplo si yo digo: Lo que vamos a decir ahora, puede llegar a salvar vidas, seguramente la mayoría escuche atento” aseveró.

Para cerrar, el periodista concluyó: “La comunicación médica, científica y ambiental tiene que ser entretenida y profunda, nos tenemos que animar a más, a buscar historias de vida, a rastrear, a desempolvar archivos, a ilustrar y contextualizar lo que estamos diciendo”.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa