sábado, 07 de diciembre de 2019 · Edición 5819
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
04/09/2013
ENTREVISTA  
El docente y la educación, una simbiosis más que especial

Vicente Roque Filosa es profesor en Filosofía y Pedagogía, también posee un Bachiller Universitario en Teología y es licenciado en Gestión de Instituciones Educativas. A lo largo de su carrera, dictó cátedras, organizó cursos de capacitación, ocupó cargos directivos en la conducción escolar y, lo más importante, fue supervisor docente en el Nivel Terciario del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. La publicación de su libro “Sembrar palabras” constituye un aporte fundamental para analizar el mensaje verbal en la gestión escolar.


Sembrar palabras es una propuesta para aquellos que enseñan y educan, que permite una lectura ágil, acompañada de conceptos claros y citas pertinentes. La obra cuenta con esquemas conceptuales, síntesis de contenidos y ejercicios de aplicación.

Dueño de una cultura inigualable, veloz con la palabra y notoriamente aggiornado, Vicente Roque Filosa nos introduce en las premisas de la realidad educativa.

–¿Cómo y cuándo se dio su vocación por las temáticas educativas?

–Papá y mamá, como buenos inmigrantes italianos, tuvieron un nivel educativo elemental. Mamá siempre decía: “Nosotros vinimos a América, no hicimos plata pero tenemos muchísimos libros”. En casa, siempre escuchábamos audiciones culturales o veíamos esos programas de preguntas y respuestas; me acuerdo de “Odol pregunta”. Uno se quedaba embobado y lo invadía el deseo de aprender, de querer aprender transmitiéndoles también a los demás. 

También me impulsó mi hermana. Ella es docente y cuando se recibió comenzó a dar clases particulares y yo quedaba admirado por su paciencia, por cómo repetía las cosas.

–¿Cómo definiría la educación? 

–Educar es permitir adquirir capacidades, posibilidades, para que uno se pueda expresar con autenticidad porque es único e irrepetible y sin encerrarse, sino abriéndose a los demás. Es ese motor que te lleva a buscar el bien, la verdad y la belleza en uno y en las cosas. La educación es la perfección de la personalidad.

–¿Qué puede decir acerca de la relación docente-alumno?

–Es una relación que tiene una apariencia simple pero que es muy compleja. El educador es aquel que está junto a. El educador y el alumno van juntos a descubrir y a incorporar. El educador no es un no que oprime sino un sí que acompaña, que motiva. El educador ayuda al otro a descubrir el sendero para lograr el bienestar, la verdad, el buen proceder.

–¿Qué opina sobre la realidad educativa actual?

–Lo que destaco es la preocupación por brindar elementos tecnológicos. Vengo de una formación enciclopédica, creo que en vez de llenarnos de conceptos tenemos que ofrecer herramientas. Lo negativo es la no igualdad de oportunidades. La política educativa tiene que gestarse con todos los que forman parte y no debe ser algo que sale de un escritorio y no vea la realidad de aquellos que viven en una zona rural, por ejemplo.

¿Cuál es el propósito del libro Sembrar palabras?

Es transmitir el compromiso social y la responsabilidad que tiene que tener el docente en un aula. Que no sea un transeúnte, que hoy esté acá, mañana allá. Que esté ubicado en su gestión. Que sepa desarrollar lo que está planificado y en síntesis, que no sea un improvisado, sino un convencido. El educador tiene que ser el sembrador, tiene que fructificar en el otro, para que sus mensajes no estén huecos y vacíos. Lo hice cuando me jubilé. No tiene intención económica. Destiné algunos ejemplares a docentes y escuelas, la idea no es la difusión masiva. El único lugar donde pueden encontrarlo es en la Editorial Dunken.

–¿Como vecino, qué destaca de Villa Devoto?

–Lo que más destaco es la gente, el hecho de saludarnos, ser solidarios, como quedó demostrado ante la inundación de abril, cuando en casa el agua llegó a 80 centímetros. También me gusta la fi sonomía, el código de construcción. Lo que me angustia es no poder salir a la noche a dar una vuelta con el perro, porque lamentablemente ahora nos da miedo.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa