domingo, 25 de agosto de 2019 · Edición 5715
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
05/04/2013
ENTREVISTA  
Fernando Kleiman: un apasionado por el fútbol y por Villa Devoto

Desde que tiene uso de razón, ama la lectura. Sin embargo, jamás imaginó que podría llegar a escribir. En 2010, se enteró de un concurso de cuentos de fútbol y decidió darle rienda suelta a una idea que tenía. Fue elegido entre los 10 primeros. Hoy, presenta "Locura de mi corazón", un compilado de cuentos de fútbol.


Siempre tuvo pasión por el fútbol. Ya desde niño era lo único que le interesaba, por eso pasaba prácticamente todo el día jugando a la pelota en las calles de su querido barrio de Devoto. Confeso fanático de Boca y amante de los libros y de los textos periodísticos, Fernando Kleiman acaba de presentar Locura de mi corazón, cuentos de fútbol, amor y muerte (de Editorial Dunken), una recopilación de historias que tienen al fútbol como hilo conductor. Si bien Kleiman disfruta la lectura de libros y de diferentes diarios, jamás pensó que podría llegar a escribir. Sin embargo, tras ganar un concurso de cuentos afirma que le “picó el bichito” y empezó a desarrollar ese costado hasta entonces desconocido.

¿Cómo surgieron tus deseos de escribir?

No recuerdo haber tenido nunca la curiosidad, la inquietud o el deseo de hacerlo. Me gustaba el periodismo, leer diferentes diarios, ver los distintos estilos de los medios y de los periodistas, pero no la escritura de ficción. No pensé que iba a hacerlo y menos con cuentos. Pero en el 2010, un día me enteré por el Clarín de que había un concurso de cuentos sobre fútbol y me puse a escribir una idea que tenía en la cabeza. Me presenté y terminaron eligiendo lo que había hecho entre los 10 primeros cuentos. Creo que participaron unas 600 historias. Los textos ganadores fueron publicados en un libro después. Ahí sentí un placer enorme por escribir y quise seguir haciéndolo, es como un recreo para mí.

¿Así surgió tu propio libro?

Bueno, primero hacía cuentos que leían solo mis amigos y siempre me decían que los tenía que publicar. Así decidí hacer mi primer libro, que tiene 16 de mis cuentos. Para mí, lejos del rédito económico, es una gratificación personal y es un placer poder regalarles hoy este libro a mis amigos.

¿De qué tratan las historias?

El hilo conductor es el fútbol, pero hay dos estilos: por un lado, los que están vinculados al humor y la ironía; y por el otro, los que usan el fútbol como materia prima para narrar una historia más dramática, más emocional.

¿En qué te inspiraste para cada cuento?

Hay historias autorreferenciales, que me pasaron; hay otras que me surgieron por leer o escuchar algo en la radio y después otras que son puramente ficticias.

¿Estás escribiendo actualmente?

Sí, la idea es publicar nuevamente. Para mí es un hobbie que hago cada vez que puedo. A futuro me gustaría poder hacer una novela. Ojalá más adelante pueda dedicarle más tiempo a esto.

¿Qué escritores te gustan?

Me gustan los cuentos y algunas novelas de Eduardo Sacheri, que fue la inspiración más grande que tuve para escribir. También me gusta Mario Benedetti, dentro de la Literatura latinoamericana. Ahora estoy enganchado con una saga de Carlos Ruiz Zafón que me recomendaron.

Viviste en Devoto durante toda tu infancia, ¿qué recuerdos tenés?

Sí, nací en la calle José Cubas, al lado de la comisaría 45. Y después viví toda la vida en Cantilo y Benito Juárez. En Devoto empezó mi pasión por el fútbol, jugaba en la calle con los amigos de la cuadra. Y me acuerdo que siempre alguno relataba alguna que otra historia de fútbol. Tengo los mejores recuerdos, estábamos toda la tarde jugando a la pelota en la vereda, hasta armamos un equipo de fútbol que se llamaba “Cantilo Forever”. También fui al Devoto School y durante muchos años jugué al rugby en el Club San Martín, así que tengo mucha vinculación con esta zona.

¿Cómo ves hoy al barrio?

Para mí está igual. De hecho, me sigo juntando con amigos de acá. Nos gusta ir al Café de la Plaza y, por supuesto, es infaltable el paso por Monte Olivia, que para mí es el mejor helado del país, y no exagero. El barrio está bárbaro, tan lindo como siempre.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa