viernes, 23 de agosto de 2019 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
05/24/2012
POLÉMICA  
Terminó en escándalo el plenario del Consejo Consultivo de la Comuna 11

El encuentro pasó a un nuevo cuarto intermedio en medio de forcejeos e insultos cruzados entre grupos de asistentes.


Con un clima tenso y confrontativo desde el comienzo, el miércoles 23 se retomó el segundo plenario del Consejo Consultivo Comunal, que terminó en forcejeos e insultos cruzados entre grupos de asistentes.

Durante la reunión, que comenzó pasadas las 20 en el Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque, fue criticada fuertemente la coordinación de Gladys Alanis, vecina miembro de la Asociación Juntos Somos Más, quien luego de sufrir reiterados cruces verbales y cuestionamientos con algunos de los vecinos presentes respecto a su proceder al frente del plenario, intentó dar por finalizado el encuentro pasando a un nuevo cuarto intermedio, lo que generó la ira de un sector de los participantes.

Desde las filas del PJ y La Cámpora, apoyados por un sector del radicalismo local, se reclamó a viva voz la renuncia de la coordinadora, quien se retiró aduciendo que no estaban dadas las garantías necesarias para continuar la reunión. Desde ese momento, todo fue confusión, gritos, disputas por la posesión del micrófono y frustrados intentos de continuar con la Asamblea designando un nuevo coordinador.

Luego de que la reunión del 9 de mayo pasara a un cuarto intermedio debido a una falla en una fase de luz en el salón, se retomó el segundo plenario de los Consejos Consutivos Comunales. En el inicio, la vecina Alanis volvió a explicar la situación acontecida en el encuentro anterior, al mismo tiempo que aclaró que las autoridades del plenario serían las mismas que habían sido elegidas ese día.

Luego de la lectura de las actas del miércoles 19 de abril y 9 de mayo, respectivamente, se dio inicio al postergado encuentro. Asimismo, los oradores fueron los mismos que habían sido anotados en  el encuentro del Club El Alba.

En primer lugar, tomó la palabra el vecino Gonzalo Aguilar, quien hizo referencia a que se votaron reglamentos completos pero sin debatir punto por punto. “Creo que para que el Consejo funcione a pleno, se deben debatir esta serie de cosas. Pido como moción que estos reglamentos vuelvan a la comisión y se discutan punto por punto”.

Luego, el vecino Bernardo Don, de Villa del Parque: “Yo asistí a todas las reuniones y tengo mi opinión formada. Pido la nulidad de lo aprobado por la comisión de Reglamento, porque se aprobó algo sin posibilidad de debate, imponiendo una práctica muy frecuente últimamente en la actividad política”, y siguió con que deberían votar sólo los inscriptos e esa comisión y no todos los presentes.

El discurso de Don fue interrumpido por los vecinos presentes al cumplirse los tres minutos permitidos para hablar. En ese revuelo, el vecino de Villa del Parque, Daniel Armentano denunció haberse anotado para hablar en el encuentro de El Alba y que su nombre había desaparecido de la lista de oradores, lo que comenzó a enrarecer el clima del encuentro.

Armentano mantuvo un fuerte cruce con Alanis, reclamando poder hacer uso de la palabra, cosa que no quedó debidamente aclarado en ese momento. César Fernández, del partido Socialista Auténtico de Villa del Parque, interrumpió a los gritos a la coordinadora solicitándole que se hiciera una moción de orden para votar si se incluía a Armentano en la lista de oradores. “Anotate para hablar si querés participar”, le reclamaron desde varios sectores del recinto.

Alanis insistía con votar la moción de orden propuesta por Aguilar, pero desde las filas del PJ y La Cámpora cuestionaban ese proceder y le solicitaban que primero se terminara con la lista de oradores y luego se votaran las mociones propuestas. “Toda moción merece una contramoción y se está inhabilitando con este proceder la posibilidad de que exista. ¡Estas arruinando la asamblea Gladys!”, gritaban desde ese sector.

En medio de este debate, Alan Heguier (del Centro de Estudios Juana Azurduy, organización vinculada a La Cámpora), que estaba junto a Eva Lilian Rodríguez (vecina de Villa General Mitre), oficiando de Secretario de Actas del Plenario, tomo el micrófono que usaba Alanis para expresar: “Como todavía no hay reglamento, no se decidió aún que el voto sea nominal, por eso como no hay reglamento propongo ¡que voten todos los presentes!”. Hubo aplausos de los sectores a favor y reclamos airados de quienes no estaban de acuerdo con esta propuesta.

Fue entonces cuando Alanis propuso: “Señores, o mantenemos una cordura o nos vamos a un cuarto intermedio. En este momento, no encuentro seguridad para continuar con esta reunión y vuelvo a un cuarto intermedio. Se acaba de cancelar la reunión. Lo lamento en el alma”.

Desde ese momento todo fue confusión gritos, reclamos y acusaciones cruzadas entre los representantes de las diferentes fuerzas políticas que se agolparon frente a la mesa de la coordinadora.“Pedí ubicación y no hubo ubicación. Están corriendo el riesgo que esto se anule”, continuaba diciendo Alanis, micrófono en mano, rodeada de vecinos y militantes que la increpaban duramente por adoptar esta postura.

Al tiempo que la coordinadora del plenario continuaba hablando a viva voz en medio de un desorden generalizado, se sucedían otras discusiones. “Vos sos un facho! Un pe… ¿Quién sos para agarrar el micrófono y decir lo que se te ocurra? ¡Basta de manijazos de los partidos políticos!”, le reclamaba agresivamente un vecino al secretario de actas, Heguier, por su inesperada proclama. “En este momento y con este desastre pasamos a un cuarto intermedio. Despejen el salón, gracias…”, determinó Alanis.

Desde ese momento, algunos grupos de vecinos comenzó a retirarse de la sala mientras otros coreaban: “nos quedamos, nos quedamos”, y solicitaban a gritos el cambio de coordinador.

 “Esperamos que se retiren los violentos y seguimos funcionando”, gritó Fernando Molla, vecino muembro de La Cámpora. El vecino Alberto Sodor, de Villa devoto, exclamó: “Tenemos que participar todos, tenemos que demostrar que no somos animales, que podemos hablar. Así no sirve”.

Ante el escándalo, las autoridades el club decidieron reservarse el derecho de admisión y los vecinos que habían quedado tras la enorme merma, debieron abandonar el salón.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa