miércoles, 21 de agosto de 2019 · Edición 5711
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
05/21/2012
ENTREVISTA / ALEJANDRO ALDONZA  
Un artista talentoso devotense que eligió construir su propio camino

Es cantante popular y actor. Sus ritmos van desde merengue, bolero, chachachá, milonga, cumbia, hasta samba brasilero. Y sostiene que sube al escenario para disfrutar. Hoy se encuentra trabajando en su próximo disco de música latinonamericana.


Conjugando un enorme talento con una fuerte fidelidad sobre sus principios artísticos e ideales como la libre expresión y el disfrute, Alejandro Aldonza, cantante de música popular y actor, tiene muy claro qué quiere y cómo hacer para conseguirlo, por eso, afirma: “La rutina es lo contrario al arte. Yo elegí hacer mi camino independiente, que seguro costará más, pero es lo que prefiero. Quiero subir a un escenario y cantar lo que me gusta, no lo que me impongan”.

Hijo y nieto de concertistas de piano, empezó a cantar a los 7 años en un coro de iglesia. A los 11 dejó su Córdoba natal para venir a Buenos Aires, donde enseguida comenzó a estudiar canto. Al poco tiempo, con tan solo 14, debutó como cantante en un espectáculo de Marta Peñaloza, artista de folclore, que se convirtió en la madrina de su carrera y quien produjo Canto Vital, su primer disco. Al tiempo empezó a cantar en una peña y luego en un lugar de jazz haciendo folclore de fusión.

En sus comienzos en la música, todo fue ocurriendo muy rápido, tal es así que a los 17 participó de la Fiesta de la Democracia en Paraguay, donde compartió escenario con los cantantes más importantes de Latinoamérica. Sin embargo, pese a esta gran experiencia, le aparecería una piedra en el camino: “Ahí me escucharon los dueños de una discografía argentina y me llamaron para grabar un disco de música pop, realmente una mala experiencia porque firmé un contrato por exclusividad y me terminé arrepintiendo”.

–¿Cómo resolviste aquel inconveniente?

–Fue horrible, porque al ser tan joven no medí las consecuencias. Mientras tanto me dediqué a la actuación. Estudié con Agustín Alezzo y Augusto Fernández, entre otros maestros, e hice trabajos en cine, teatro y televisión.

¿Qué fue lo más importante que hiciste en televisión?

–El Santuario de los Placeres, donde fui protagonista.

Lejos de aquel altercado, hoy se encuentra grabando un disco nuevo y encuentro realizando giras por el Interior. Al mismo tiempo forma parte del staff del Instituto Cultural de Buenos Aires y trabaja en el Instituto Superior de Música Popular del Sindicato Argentino de Músicos. Sobre su próxima placa, que se lanzará a mediados de año, adelanta: “Es una mezcla de música popular latinoamericana como merengue, bolero, chachachá, milonga, cumbia y samba brasilero, entre otros. A mí me interesa que mi música tenga mensaje”.

Siendo fiel a sus principios, concluye con una reflexión: “Nuestro pueblo necesita educación, cultura y salud, y a partir de ahí se van a solucionar muchas cosas. Pero si no se modifica eso, y a la gente le dan Wuachiturros, es difícil. Hay que tener claro qué es lo que querés y cuál es tu camino”.

El premio de la fama y la masividad

Alejandro Aldonza no comparte en lo más mínimo la manera de manejarse, ni mucho menos coincide con aquellas personas que por ser famosos hacen lo que sea. “Yo ni loco hago las cosas que se hacen hoy en día por aparecer en televisión y tener un minuto de fama. Se ha llegado a un punto en lo cual el mensaje y el talento es lo que menos importa”, sostiene.

Por otra parte, reconoce que existen artistas que pudieron ser masivos, transmitir un mensaje y hacer lo que ellos quieren. En este aspecto resalta a León Gieco, Víctor Heredia, Teresa Parodi, Jairo y Los Redonditos de Ricota.

Uno de sus ideales, los cuales eligió para construir su camino, hace referencia al talento por sobre lo masivo. Sobre el tema, explica: “El mundo de lo comercial va a contramano de lo artístico. En este país, cuando pretendés hacer algo artístico, cuesta más. Acá hay gente muy talentosa que no tiene su lugar, y muchos productores que no son buenos. En Argentina no se reconoce a los grandes artistas. Acá funciona el amiguismo, el parentesco y ciertos favores”.




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa