lunes, 09 de diciembre de 2019 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
12/23/2011
Caduca la ley 2548/07  
Manifestación por el patrimonio arquitectónico de la Ciudad

El jueves 22 a las 12, la organización “Basta de demoler” encabezó una movilización en la confitería “El Molino” – Callao y Rivadavia – junto a otras cinco asociaciones vecinales por la prórroga de la ley que protege los edificios porteños previos a 1941. Estuvieron María José Lubertino, Martín Hourest, Adrián Camps y Susana Rinaldi. Presentaron un amparo.


Bajo el lema “Salvemos Buenos Aires”, el jueves 22 a las 12, la organización “Basta de demoler” encabezó una manifestación pública en la esquina de Callao y Rivadavia, donde se alza la antigua – y abandonada – confitería “El Molino” – declarada Monumento Histórico Nacional en 1997 -, junto con las asociaciones “Salvar a Floresta”, “Proteger Barracas”, “Fundación Ciudad”, “S.O.S Caballito” y “Protocomunas Caballito”.

El objetivo: dar a conocer una situación que dejaría en desprotección un patrimonio cultural compuesto por más de 130.000 edificios antiguos de la ciudad. El 31 de diciembre vence la ley 2548 de “Promoción Especial de Patrimonio arquitectónico” – sancionada en 2007 -, que protege todos aquellos anteriores a 1941 de la demolición indiscriminada. Este año no fue renovada, cuando sí lo fue en las tres oportunidades anteriores.

Según se informó desde “Salvar a Floresta”, a principios de diciembre, Cristian Ritondo, Alvaro González y Bruno Screnci, con excepción de Patricio Di Stéfano - bloque del PRO de la Comisión de Planeamiento Urbano -, votaron en contra de la prórroga y quedó sin el quórum necesario.

Las organizaciones referidas presentaron el viernes un amparo con el objetivo de que la justicia revea el tema, ya que “el gobierno no está cumpliendo con la Constitución al no proteger el patrimonio de nuestra ciudad. Recurrimos a este medio para que proteja los edificios y obligue al gobierno a actuar en consecuencia”, indicó Santiago Pusso, de “Basta de Demoler”.

Agregó: “Con esta ley, cualquier pedido de demolición tiene que ser analizado por un Consejo de Asuntos Patrimoniales, que define si el edificio en cuestión tiene valor o no. Si tiene valor patrimonial, pasa a formar parte del catálogo de edificios con valor patrimonial, con lo cual no se puede demoler. Si no tiene valor patrimonial, no hay problema. Lo que pasa a partir del 1º de enero es que, independientemente de su valor, todo edificio previo a 1941 va a poder ser demolido. Se debe a una decisión del Poder Ejecutivo y de los legisladores de no renovar esta ley, que deja el patrimonio de la ciudad librado a su suerte y a la especulación inmobiliaria”.

Pusso comentó también que el Ejecutivo lanzó el pasado miércoles un proyecto de expropiación y concesión de la paradigmática confitería; no obstante, “creemos que carece de seriedad, porque en la legislatura ya hace dos años que se presentan proyectos para la restauración de la confitería y nunca fueron tratados”, afirmó.

 

Diputados presentes

Estuvieron los legisladores Susana Rinaldi, Rubén Campos, Martín Hourest, Adrián Camps y María José Lubertino, quien presentó “un proyecto [2519-D-2011, presentado el martes 13 de diciembre], antes de que cerraran las sesiones ordinarias, pidiendo la catalogación genérica de todos los edificios cuyos planos hubiesen sido presentados antes del 31 de diciembre de 1941. Si bien eso no es técnicamente lo correcto, el objeto es prevenir y evitar las demoliciones, sobre todo durante los meses de verano, porque hay un fallo de la Cámara que dice que cuando hay un pedido de catalogación presentado parlamentariamente, no se puede demoler hasta tanto el Ejecutivo haya hecho el informe sobre si se cataloga o no. Para nosotros eso oficia como una protección. Por supuesto, ahora acompañamos con este pedido de prórroga que se tratará en ordinarias del año que viene y [desde el partido “Encuentro Popular para la Victoria”] nos vamos a presentar como amicus curiae en el juicio que se está iniciando en el amparo que están presentando los vecinos”.

El problema patrimonial se traduce en diversos barrios – como Flores y Floresta – en una grave situación social, que remonta a la desigualdad en el acceso a la vivienda y redunda en “casas tomadas”  u ocupaciones del espacio público, según comentó el arquitecto Gabriel De Bella, de “Salvar a Floresta”. Lubertino indicó al respecto que: “Tiene que haber protección patrimonial, adecuado desarrollo urbano y políticas públicas de inclusión social. Lo que se vive ahora es desarrollo urbano y edificios caros vacíos, porque son los recursos de la burbuja financiera que se trasladaron a la especulación inmobiliaria, no pensadas para la gente que necesita vivienda”.

Asistieron alrededor de 50 personas y numerosos transeúntes se plegaron a conversar con los miembros de las organizaciones. Expusieron de fondo las fotografías de cerca de veinte edificios en peligro definitivo, si esta ley no se prorroga, y una nota enviada a los legisladores del Presidente de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos – arquitecto Juan Martín Repetto – en la cual expresa “su grave preocupación por la inminente caída de la normativa legal”.

 

 

 

 

María José Lavandera




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa