sábado, 07 de diciembre de 2019 · Edición 5819
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
11/23/2009
Debe 14 millones de pesos  
Días decisivos para el Club Comunicaciones

Desde el año 2000 el club está sometido a la "Ley Racing" que le dio nueve años para sanear su pasivo. Su futuro es incierto.


El Club tiene 50 trabajadores de planta. En verano, la época más activa del club, el número se duplica. El último fideicomiso normalizó la situación salarial, los empleados cobran a tiempo lo acordado en el convenio colectivo. En la foto Jorge Beisso, delegado de los trabajadores del club.

 

El 25 de octubre pasado venció el plazo para que el Club Comunicaciones pague sus deudas. La fecha se cumplió y al cierre de esta edición el tribunal a cargo no ha resuelto el destino de Comunicaciones. En la década del noventa perdió una gran cantidad de socios y en 1998 entró a concurso. Ese mismo año entró a trabajar Pedro Pascuale, actual Director Deportivo. "El club estaba desmantelado, con falta de contenido y con una estructura pobre", comenta Pascuale. En el 2000 el club se declaró en quiebra y lo intervino la justicia con la entonces flamante Ley 25.284, conocida como "Ley Racing" y se eliminó la junta directiva del club. Un juez se hizo cargo y designó a un triunvirato para controlar al club integrado por un abogado, un contador y un experto en administración deportiva. Durante nueve años Comunicaciones estuvo a cargo de diferentes jueces y su órgano fiduciario fue cambiando de integrantes. El saneamiento económico nunca llegó. "El fideicomiso fracasó", explica Eduardo Fenochietto, abogado y miembro del órgano fiduciario desde hace dos años. "No hubo una administración que se hiciera cargo de afrontar las deudas. El fideicomiso anterior generó tres millones y medio de pesos de pasivo", asegura Fenochietto.

Al cierre de esta edición, el juez Fernando D'alessandro, a cargo del expediente, no dictó resolución sobre el destino del club. Actualmente el club normalizó sus balances. "No genera deuda pero tampoco ganancias considerables", explica el abogado. Para Fenochietto el juez va a ordenar que el club siga funcionando bajo la forma de fideicomiso. Es una opinión personal, la última palabra la tiene su señoría.

"El club debe 14 millones de pesos y los acreedores son más de 2000", explica Fenochietto. Se dividen en tres grupos: los acreedores laborales, ex empleados a los que el club les debe indemnizaciones por despido, la AFIP y la Municipalidad de Buenos Aires.

En los últimos meses 4,5 millones de pesos fueron eliminados del pasivo con la agencia de impuestos. Además, la AFA aumentó de 40 mil a 180 mil pesos por mes de ayuda económica por el reciente acuerdo entre el Gobierno nacional y el fútbol federado. Se llegó a un acuerdo con la Municpalidad, las colonias de verano de la ciudad llevarán 5000 chicos al club, 3000 más que en años anteriores.

"Fenochietto ladrón", pintadas con esta y otras adjetivaciones hacia el abogado se pueden ver en las inmediaciones del club. "Son de un momento en el que no sabíamos que iba a pasar", explica Jorge Beisso, delegado de los trabajadores del club. Algunos empleados del club habían anunciado la intención de formar una cooperativa para controlar el club pero según Beisso "quedó en stand by". El delegado reconoce que desde la llegada de Fenochietto se normalizó la situación salarial.

Las versiones sobre el destino del club fueron diversas. El club estuvo por venderse al Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal pero no prosperó. Se habló de la construcción de la cancha de Boca, de la edificación de torres residenciales y hasta se dijo que el ex embajador de Estados Unidos estaba detrás de un negocio inmobiliario interesado en explotar el club. 

 

 

Un gigante verde en la Capital

El club de los carteros y telegrafistas 

 El 15 de marzo de 1931 empleados de Correos y Telégrafos fundaron el Club Atlético Correos y Telégrafos. Los colores internacionales del correo, negro y amarillo, fueron los selectos para representarlo. En 1953 una asamblea rebautizó la institución con su nombre definitivo: Club Comunicaciones.

Por la privatización de Entel y del Correo el club perdió el aporte de los trabajadores que le dieron origen. Solo quedaron los socios voluntarios, no relacionados con el gremio. Esto sumado a una mala administración llevó al “el cartero“ a la quiebra a fines del 2000.

Con domicilio en la Avenida San Martín 2125, Comunicaciones tiene 16 hectáreas verdes, 3 piletas, gimnasios, una confitería y un estadio de fútbol para 3500 espectadores.

Para el próximo verano el club espera recibir 5000 chicos de las colonias de verano de la Ciudad de Buenos Aires. Se están encarando obras de mantenimiento en los quinchos, los vestuarios y las piletas para recibir la temporada estival, la época del año más activa del club.





Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa