viernes, 23 de agosto de 2019 · Edición 0
Contactate con Devoto Magazine
Contactanos
Contactate con Devoto Magazine
Noticias y Ofertas en tu email
Facebook
Twitter
Internet Devoto Magazine
SECCIONES
SUPLEMENTOS
 

 
11/23/2009
Una iglesia construida por “ladrillos vivos”  
75 años de San Juan Bautista

El 10/11 comienzan las celebraciones con eventos y misas especiales. Dos jóvenes curas recuerdan lo que significó nacer y crecer en esta comunidad.


Foto 1: Padre Lucas: una vida dedicada al servicio. Foto 2: Padre Martin de San Juan Bautista a la Villa 31.

 

Durante 2009 se terminaron las obras que empezaron hace unos cuantos años para que la Parroquia San Juan Bautista celebre sus 75 años con una renovación completa. Nueva pintura, sistema de sonido e iluminación son algunos de los cambios más notorios.

El programa por las celebraciones del aniversario incluye las siguientes misas especiales: martes 10 de noviembre presidirá la misa Monseñor Maletti; jueves 12 el Mons. Lozano; viernes 13 habrá  una misa de sanación con el Padre Julio Jiménez; sábado 14 presidirá la misa Mons. Daniel Fernández y está invitado el coro de Santa Magdalena; sábado 14 se realizará un concurso de pintura  y a las 17 horas la entrega de premios; domingo 15 presidirá la misa de 11.30 Mons. Raúl Martín; y sábado 21 cantará el coro de San Patricio. En todas las misas a partir del día 10 se entregarán ofrendas para los bebés que ayuda el servicio de Grávida, las cuales se entregarán junto con las ofrendas de pan y vino.

Hay testigos privilegiados que pueden describir la emoción de ser parte de la comunidad de la parroquia San Juan Bautista. Estos son los jóvenes que desde chicos asistían y hoy son testigos de Jesús que han decidido seguir un camino dedicado al señor y el servicio al prójimo.

El padre Lucas Arguimbau recuerda su vida en la parroquia: “Desde muy chico me llevaron a la iglesia, ahí  fue con mi primo que íbamos a misa, más a molestar que a rezar, nos reíamos y hacíamos sonar la alarma del reloj para poder pasar el rato, mientras el Padre Antón o el Padre Bernardo celebraban la misa. También fue ahí donde recé mi primer Vía Crucis con mi abuela; no fue lo más divertido pero hoy lo veo como todo un signo. Ella tenía un antiguo devocionario que rezaba con mucha fe. Esa memoria es la que hoy me hace valorar su fe de hierro y su presencia cercana. La parroquia marcó mi vida a fuego, la parroquia hecha por ladrillos vivos desde los más chicos hasta las mas viejitas, mi familia, mis amigos y un montón de compañeros de camino. Es un tiempo para dar gracias, un tiempo para valorar esa moneda que es la memoria que nos recuerda siempre de donde venimos y a donde vamos”.

El Padre Martín Carroza también recuerda la parroquia que lo vio nacer cura: “Hoy comparto la alegría de este llamado con Lucas. Siendo vecinos nos conocimos en la parroquia, allí nos hicimos hermanos; y Dios nos hizo curas. El día de mi primera misa en la parroquia, cuando besé el altar para comenzar pensé: de nuevo en casa. La casa paterna es el lugar en donde uno nace. Luego se va, encara el camino. Sale del nido para hacer la vida, formar una familia. Pero sabe que la casa de sus padres permanece con las puertas abiertas.”

Por Lara Bersano




Comparti esta nota
 Dejanos tu comentario
 
 
 
    Devoto Magazine - Edición Papel  
 
 
 
 
 
 
 
Propietario y Editor Responsable: Jorge Eduardo Mesturini | Dirección: Gutenberg 3310 - C.A.B.A. |
CP C1419IDP · Tel: 4504-5540 | devotomagazine@gmail.com
 
© Copyright 2003 - 2013  Editorial Francesa